La lista de los consejeros delegados más eficientes e ineficientes del mundo empresarial
Warren Buffet, Jamie Dimon, Ditlev Engel, Alan Mulally...
Bolsamania | 22/02/2012 17:01h
BERKSHIRE HATHAWY-B
Precio Var. % Var. Fecha
139,4000 0,52% 0,7200 24/10/14 22:15
¿Quién es el presidente o consejero delegado mejor visto por los demás? ¿Cuál ha conseguido los mayores éxitos para su compañía en el último año? ¿Quién ha generado mayores beneficios para sus accionistas? Todas estas preguntas se las ha hecho Matt Bolduc, analista de renta variable de Saxo Bank, quién nos propone su lista de los mejores y los peores consejeros delegados a nivel mundial en función de las ganancias obtenidas por los inversores.

Las peores, según Bolduc, han sido los ejecutivos de Dell, seguido de Ditlev Engel, CEO de Vestas y de los co-CEOs de RIM, Mike Lazaridis y Jim Balsillie. Para este experto, el “número 1” del mal hacer empresarial es para los encargados de gestionar Dell, que no han podido conseguir que la compañía saliese del mercado de los ordenadores. Este analista afirma que “la generalización y el deterioro del mercado de los PC, en el que abunda la competencia de los bajos costes en los países asiáticos, han minimizado el crecimiento de esta compañía”.


Pero la complacencia y la falta de visión de la compañía no es lo peor. Bolduc destaca que “lo peor es el maltrato para los accionistas. La compañía atesora una liquidez masiva equivalente a $14.000 millones (…) pero no paga dividendos y en lugar de ello decide recomprar acciones”.

En la mayoría de las compañías esto no sería gran cosa, pero en el caso de Dell es importante dado que la estructura de bonos de los ejecutivos depende de las utilidades por acción. Por lo tanto, la mejor manera de que un ejecutivo reciba su correspondiente pago es que la compañía recompre acciones, mejorando en forma artificial las utilidades por acción e incrementando así los bonos de los gerentes. El resultado de esta práctica es las acciones de Dell han bajado 57% desde su punto máximo alcanzado en 2005, mientras que “la gerencia se ha estado beneficiando de la caída de los precios de las acciones, cosa que resulta bastante ridícula”, afirma.

La medalla de plata en este tributo de “quien lo puede hacer peor” es para Ditlev Engel, CEO de Vestas. El caso es serio: la compañía danesa de energía eólica ha eliminado drásticamente puestos de trabajo; ha lanzado un profit warnings y está perdiendo la batalla contra los productores chinos que tienen costes más bajos.

En este contexto, el analista de Saxo Bank apunta que “un buen CEO debe responsabilizarse por todo lo que sucede en su compañía”. Sin embargo, en lugar de eso, Engel se ha negado a renunciar y ha dejado que el CFO de Vestas cargue con la culpa por el incumplimiento de las ganancias proyectadas. Este experto señala que las acciones de la compañía Vestas han descendido un 92% desde su momento de máximo auge en 2008.

En tercer lugar, Bolduc propone a los CEOs de Research in Motion, “decisión que se explica por sí misma, dado que la compañía ha logrado destruir por completo su cuota de mercado en Estados Unidos”. Cabe destacar que su cuota global de mercado de teléfonos inteligentes ha descendido un 4% hasta alcanzar el 11%, mientras que su cuota en telefonía móvil al otro lado del Atlántico se ha visto rebajada a “un mísero 6,5%”. Algo que, según este experto, se ha trasladado en gran parte a la plataforma del sistema Android. Por último, si a esto le sumamos el lanzamiento fallido de la tablet Playbook, el resultado final es la “receta del desastre”: las acciones de RIM han bajado 89% desde su nivel máximo alcanzado en 2008.

Por el contrario, siempre que hay infierno existe un cielo y éste para el experto de Saxo Bank está formado por Jamie Dimon, CEO de JPMorgan Chase, Alan Mulally, de Ford y Warren Buffett, de Berkshire Hathaway.

En términos generales, los consejeros delegados de los bancos no están demasiado bien vistos por los inversores. Sin embargo, Jamie Dimon, CEO de JP Morgan Chase es, según Bolduc, alguien que me merece un profundo respeto. Junto a uno de los equipos ejecutivos considerado entre los mejores de Wall Street, lidera una entidad cuyas ganancias para el 2011 se estima que alcancen un nivel sin precedentes.

A pesar de que las acciones de JP Morgan Chase han bajado un 5% desde el inicio de su ejercicio en 2006, este analista sostiene que “resulta bastante sorprendente comparado con la lista de bancos que han estado al borde de la quiebra (Citigroup acumuló pérdidas del 94% mientras Bank of America del 83%)”. En ese mismo período, las ganancias por acción de JP Morgan Chase se han incrementado en 123%, pero el verdadero atractivo esta en que “podría representar para los inversores visibilidad financiera y cierto grado de seguridad”.

Alan Mulally, CEO de Ford, es otro de los elegidos por su buen hacer. El analista de Saxo Bank resalta que fue “la única gran compañía automotriz estadounidense que logró esquivar la quiebra económica”. Cuando Mulally se incorporó a Ford en 2006, hipotecó todos los activos del grupo para asegurar la flexibilidad financiera necesaria para rehabilitar la compañía y protegerla de una recesión económica y suspendió los dividendos de Ford apenas tomó posesión de su cargo.

Después, Mullaly lideró la venta de las marcas Jaguar, Land Rover, Tata Motors, Aston Martin y Volvo, de manera que la compañía pudiese enfocarse estratégicamente en sus marcas Ford. Este nuevo direccionamiento y liquidación de activos ayudó a prevenir el receso económico que afectó a muchos otros grandes fabricantes de coches. Esta “valentía” ha hecho que desde que asumió su cargo, las acciones de Ford hayan subido un 50%. Por ello, Bolduc considera que “ante una economía estadounidense que comienza a mejorar, una compañía coyuntural como Ford podría representar una inversión sólida”.

Y por último, Warren Buffett. El consejero delegado de Berkshire Hathaway no podía faltar en la esta lista. Para el analista, lo interesante de Warren Buffet es su sentido común y su enfoque empresarial “práctico”. Pero el verdadero enigma que esconde este inversor es ¿cómo logra administrar a más de 50 compañías y una cartera de inversiones de capital? La respuesta de Bolduc es sencilla: él no las administra, sólo compra compañías que están bien administradas e interfiere en escasas oportunidades. Pero como todos sabemos, su principal aptitud consiste en su habilidad para elegir negocios subvaluados en gran escala y generar ganancias increíbles para los accionistas, algo bastante impresionante para una compañía valorada en poco menos de 200.000 millones de dólares.

M.D.




Texto patrocinado:

Visite nuestro comprador de Depositos e Hipotecas
Noticias relacionadas Más
05/05/2014
(
Bolsamania
) .-
Uno de los síntomas de que el mes de mayo ha llegado es la tradicional carta de Warren...