La caída de la inflación sustituye a la Lira Turca
Hipersensibilidad y convulsión en las bolsas
BMS | 31/01/2014 17:30h
IG. Las bolsas europeas abrían con subidas, pero hacia el mediodía, cambiaron los números verdes por los rojos. Hoy no ha sido la cotización de la Lira turca la responsable de desatar las ventas, sino un dato de inflación en la Zona Euro en enero claramente por debajo de lo esperado (0,7% frente a 0,9%). Esta referencia ha puesto de relieve que la inflación sigue su senda bajista (desde el 0,8% de diciembre), y no se estabiliza, contradiciendo las previsiones del BCE al respecto.

A nivel macro, este dato apunta a una mayor debilidad en el crecimiento de la economía europea, y acerca la amenaza de la inflación. La cotización del Euro ha reaccionado claramente a la baja, al igual que la rentabilidad de toda la deuda europea.


El bono español a 10 años vuelve a perder la zona del 3,7%, pero quien más reduce su rentabilidad es la deuda alemana. Al ser ésta un valor refugio, se han exagerado las correlaciones negativas, y las bolsas han comenzado a sufrir.

En otro contexto, el movimiento de hoy no habría sido tan drástico, pero la hipersensibilidad y convulsión actual de las bolsas han magnificado la reacción, en una semana en la que la volatilidad ha dado otro paso hacia adelante.

Termina así un mes de enero que empezó de forma sobresaliente, con fuertes subidas de las bolsas europeas durante la primera mitad del mes, que fueron especialmente destacables en el Ibex 35 y el resto de índices periféricos, perfilados como la inversión de moda para 2014.

Pero la crisis desatada con las divisas de los países emergentes, la continuidad en la reducción de los estímulos de la FED, la inacción del BCE para contener la caída de la inflación, y una temporada de resultados empresariales bastante decepcionante han provocado que la segunda mitad del mes fuese radicalmente distinta.

La bolsa japonesa, ganadora indiscutible el año pasado al revalorizarse más de un 50%, ha tenido su tercer peor mes en cincuenta años, dejándose cerca del 9%.

El Ibex termina el mes muy cerca de los niveles de inicio (tras haber llegado a subir más de un 6%), lo que le sigue dejando en una mejor situación que el resto de bolsas europeas y que Wall Street. Existe una pauta estacionaria en los mercados bursátiles que destaca la influencia que el mes de enero tiene sobre el conjunto del año bursátil, que tiende a acabar en el mismo color que el primer mes del año. Pero en esta ocasión, la enorme volatilidad y el comportamiento bidireccional restan bastante crédito a esta pauta que, en cualquier caso, sigue dejando a la bolsa española como una de las mejores del año.




Texto patrocinado:

Te presentamos los mejores Depositos del mercado en cada momento
Otras noticias Más
19/09/2014
(
BMS
) .-
19/09/2014
(
BMS
) .-
19/09/2014
(
BMS
) .-
19/09/2014
(
BMS
) .-
19/09/2014
(
BMS
) .-